Perú: Días de Violencia

Lo que piden las comunidades indígenas de la selva peruana es fundamental : que se respeten sus derechos sobre la tierra.

Tras un fin de semana teñido de sangre en la partida Amazónica de Perú (Bagua), con mas de 34 muertes, 24 de ellas policías enviados por el funesto presidente Alan Garcia, y 10 indígenas (MUY probablemente fuera al revés), el Congreso peruano ha decidido aparcar durante 90 dias el decreto conocido como la ‘Ley de la Selva‘.

No cabe decir que esta Ley ha sido largamente rechazada por los indígenas de la Amazonia peruana, ya que temen que los decretos abran la puerta a una descontrolada inversión privada. Además denuncian que la norma fue aprobada sin el consentimiento de los pueblos nativos, contra lo establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Desde hace dos meses, unas 5.000 personas de más de 60 tribus peruanas, aglutinadas en la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) y lideradas por el incombustible Alberto Pizango Chota, se han pronunciado en contra de dichos decretos y han bloqueado carreteras y vías fluviales, y han obstaculizado las operaciones petroleras y gasíferas de la región, lo que ha causado que varias ciudades sufran desabastecimiento de alimentos y cortes de energía.

Alberto Pizango Chota, líder de AIDESEP (fuente AIDESEP)

Alberto Pizango Chota, líder de AIDESEP (fuente AIDESEP)

Actualmente su líder, Alberto Pizango, se encuentra bajo una orden de busca y captura en su país, y se le acusa de terrorista y conspirador, nada menos. Sin embargo Nicaragua, a través de Tomás Borge, dirigente sandinista y embajador en Lima, ya le ha ofrecido asilo político, y en la embajada permanece oculto Alberto. Borge justificó la decisión en “el espíritu solidario del presidente Daniel Ortega con los perseguidos políticos”.

En el terreno, alrededor de un millar de indígenas han iniciado el retorno a sus comunidades, de acuerdo con Roberto Guevara, jefe de la oficina de la Defensoría del Pueblo en la región de Amazonas. En las ciudades de Bagua y Bagua Chica, las autoridades han reducido la duración del toque de queda. Asimismo, los nativos accedieron a abrir ayer durante cuatro horas la vital carretera que une las ciudades de Yurimaguas y Tarapoto, bloqueada hace un mes, para permitir el ingreso de productos esenciales. Así se evitó un nuevo enfrentamiento con las fuerzas policiales. Los nativos anunciaron que mientras continúe su movilización sólo permitirán el tráfico los lunes.

Mientras, el Ejecutivo encabezado por Garcia, afirma ‘buscar una solución pacífica’, que excluya ‘genocidas’ como Pizango’, aunque crea que los indígenas de la selva no pueden ser calificados como ‘personas de primera clase’. Una mezcla de contradicciones, que además también nos obliga a replantearnos el concepto ‘democracia‘ en este lado del mundo.

Más notícias relacionadas, pincha aquí.

Firma la peticición dirigida contra al Presidente de Perú, por el bien del país y su gente, en Avaaz.org.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] del ICTA de la Universitat Autónoma de Barcelona, en la que se repasan los factores que convierten los últimos incidentes en la Amazonía del Perú, en un conflicto internacional de suma gravedad. Además, pone en evidiencia el nefasto trato que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: