Se establece Tribunal Internacional de Justicia Climática

Los días 12 y 13 de Octubre tuvo lugar en Cochabamba Bolivia, la primera sesión del Tribunal Internacional de Justicia Climática. Este tribunal fue establecido por organismos Bolivianos de la sociedad civil, respondiendo a sugerencias del Presidente Evo Morales quién anteriormente había propuesto a las Naciones Unidas la instalación de un Tribunal Internacional para castigar a los responsables de los crímenes ambientales, en particular  aquellos que están contribuyendo sensiblemente con el cambio climático, ya que está cobrando centenares de miles de vidas humanas cada año por ciclones tropicales, sequías, nuevas enfermedades, problemas con escasez de agua, deshielo de glaciares, entre otros.

En la primera audiencia el Tribunal conoció 7 casos donde se denuncia el deshielo de glaciares que está reduciendo la disponibilidad de agua potable en poblaciones de Bolivia, los impactos generados por la plantación de agrocombustibles en Colombia y Ecuador, la contribución al cambio climático por la industria minera Peruana, así como sus impactos en la contaminación con plomo en niños y niñas y la destrucción que genera en varios países suramericanos la Iniciativa para la Integración Regional de Sur América IIRSA, la cual es fuertemente financiada por organismos como el Banco Mundial y el BID. En el análisis de los casos, el Tribunal encontró que el cambio climático es generado básicamente por el sistema político económico internacional y afectará a miles de millones de personas en el mundo, violando sistemáticamente los derechos humanos y derechos económicos, sociales y culturales, lo que significa que el cambio climático constituye un Crimen de Lesa Humanidad, de hecho la sistematicidad de los crímenes contra los derechos de la naturaleza hacen del cambio climático un crimen de lesa naturaleza.

El Tribunal pudo evidenciar que el cambio climático magnifica y profundiza injusticias existentes y que hay una gran urgencia de dar respuesta a los problemas ocasionados por el cambio climático, porque de esto depende la vida de muchas comunidades y pueblos, así como el bienestar de la madre tierra. El Tribunal también concluyó que los acuerdos internacionales sobre comercio e inversiones impulsan la expansión de los sectores industriales de uso intensivo de energía fósil y otros recursos naturales, así como la expansión de la agricultura y ganadería industrial (incluyendo monocultivos) y que todas estas actividades liberan grandes cantidades de carbono y contribuyen a la destrucción de bosques que regulan el clima. El Tribunal también constató que los grupos más vulnerables han sido violentados por el Cambio Climático en una larga lista de Derechos Humanos:

El tribunal fue conformado con 8 especialistas en materia ambiental provenientes de Europa, EEUU y América Latina, que gozan también de reconocida solvencia moral para poder establecer juicios imparciales y con conocimiento de causa en las diferentes problemáticas ambientales. El Presidente de CESTA Amigos de la Tierra El Salvador Ricardo Navarro fue miembro de este Tribunal, después de haber sido postulado por las organizaciones miembros de Amigos de la Tierra de América Latina.

El Tribunal Internacional de Justicia Climática, por no haber sido establecido por una instancia jurídica internacional no es vinculante o sea sus resoluciones no son de carácter obligatorio sino que son observaciones de carácter ético, moral y político, además por no haber estado presente los acusados y no haber hecho uso del derecho de defensa, el tribunal no emitió sentencias sino que se limitó a conocer de los casos y a emitir observaciones. El Tribunal se inspiró en las iniciativas de los pueblos para establecer Tribunales Éticos de Opinión, como el Tribunal Bertrand Russell, establecido en 1966 para juzgar y condenar los crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos en Vietnam y luego los crímenes y violaciones a los derechos humanos cometidos por las dictaduras en América Latina entre 1974 y 1976, así como el Tribunal Internacional de los pueblos sobre la Deuda o el Tribunal Permanente de los Pueblos, pues estos tribunales encuentran legitimidad en la voluntad soberana de los pueblos como contrapuesta al poder de los gobiernos y de las empresas

La idea del gobierno de Bolivia de instalar este Tribunal fue generar un movimiento público que motive a las instancias oficiales internacionales pertinentes a instalar un Tribunal de Justicia Ambiental de pleno derecho, de hecho el tribunal recibió el respaldo moral de instituciones internacionales y personalidades que aplaudieron la medida de derivar responsabilidades por los impactos del cambio climático. La sesión de este Tribunal tuvo lugar en el marco de la Asamblea de presidentes del Alba donde 9 Jefes de Estado se han reunido en Cochabamba Bolivia para discutir diferentes problemas de la región y el problema del cambio climático jugará un rol preponderante en las discusiones. Las resoluciones del Tribunal serán entregadas el Sábado 17 en la reunión de Jefes de Estado, para que el ALBA se constituya en la principal fuerza política para impulsar la creación de un Tribunal Internacional de Justicia Climática de Pleno Derecho y con carácter vinculante.

Ana María Vásquez, de CESTA

CESTA

CESTA

escucha más en Radio Mundo Real

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: